Hijos de… ¿camino allanado?

Son dueños de apellidos conocidos porque sus padres los hicieron famosos. Sin embargo, y a pesar de que varios podrían vivir por un tiempo más de los ahorros de sus progenitores, quieren ganarse el pan con el sudor de su frente. Bueno, al menos en algunos casos. Eso sí: no buscan trabajos en bares, kioscos u oficinas. La gran mayoría elige las luces de los flashes o, en su defecto, el sillón de jefe de la empresa.

Micaela Tinelli

Micaela Tinelli, por ejemplo, no llega al cuarto de siglo y ya es dueña de un bar y restó palermitano (Bartola), que está instalado en el circuito gourmet de la zona. Como si fuera poco, acaba de abrir su primer local de ropa (Ginebra).

Sin embargo, la mayoría de los hijos de famosos prefieren otro camino diferente al empresarial. Parece que corre sangre artística por sus venas o, tal vez, se acostumbraron tanto a que las luces de los flashes les peguen de rebote que, ya de grandes, quieren ser los protagonistas absolutos de las fotos.

Pagination

(3 Páginas) | Leer todo

Cargando...