Segundas partes, ¿son buenas?

Gerardo Sofovich y Sofía Oleksak

El caso de Gerardo Sofovich y Sofía Oleksak es diferente. Ellos estuvieron muchos años de novios hasta que un día decidieron casarse con bombos y platillos, pero el amor matrimonial duró poco y apenas unos meses más tarde se separaron en medio de un escándalo. De hecho, fue tal el ruido que hizo esa separación que su reconciliación, hace algunos meses, sorprendió a todos. Pero aquí sí aplica el dicho de que segundas partes nunca fueron buenas y apenas unas semanas después de darse una segunda chance, dieron por finalizada ¿definitivamente? la historia. Hoy, al parecer, el divorcio sigue en marcha.

Pagination

(6 Páginas) | Leer todo
Cargando...