Un ícono de la moda está irreconocible

(Por: Gossip Queen,  Yahoo! España).- ¿Qué le está pasando a la que un día fue icono de la moda? ¿Su época dorada ya pasó? ¿Acaso cree que, aunque su serie acabara hace tiempo, la prensa no la sigue? ¿Qué le pasó a Sarah Jessica Parker?

Quien la ha visto y quién la ve...Quien la ha visto y quién la ve...

Estoy convencida de que si la trendy y estupendísima Carrie Bradshaw viera hoy en día a su alterego de la vida real, se tiraría de los pelos y la metería en una habitación oscura para no dejarla salir con esas pintas.

Yo no sé si será el estrés de los eventos públicos, problemas en su vida personal o cuál es el motivo del declive estético y físico de Sarah pero, la verdad es que se le nota a leguas. Ella siempre ha sido delgada de por sí, pero es que ahora está esquelética.

Lo que un día fueron unos pómulos atractivos hoy son puro hueso, su mirada intensa de tono grisáceo esconde dos enormes surcos hundidos y su melena rizada, vital y de aire juvenil es ahora una especie de estropajo quemado por peinados y más peinados.

Intento no ser cruel pero, ¡es que es difícil! Sarah siempre ha sido una mujer despampanante y segura de sí misma, creando tendencia y marcando el ritmo de la moda gracias a su estiloso personaje en Nueva York, pero parece que su obsesión por la delgadez está pudiendo con ella, ¿estamos hablando de un problema de desorden alimenticio o sencillamente la actriz está vaga y no se arregla?

Sinceramente, espero que estemos hablando de lo segundo, una mala época de esas que todos tenemos de vez en cuando, un poquito de 'dejadez' a la hora de dejarse de maquillar, recogerse el pelo de cualquier forma, ir en jogging a diario… porque si hablamos de lo otro, la cosa se pone seria…

Cargando...