Andrea Rincón: "Viví en la calle y revolví tachos para comer"

Andrea Rincón entró a la televisión gracias a su participación en Gran Hermano. Si bien no ganó el reality, tuvo la oportunidad de mostrar su carácter fuerte ante las cámaras, además de lucir toda su sensualidad.

Gracias a esa aparición en GH, Andrea pudo ir creciendo en el mundo del espectáculo, hasta llegar al lugar más ansiado por muchas famosas: bailar en la pista de ShowMatch junto a Marcelo Tinelli.

Pero no todo en su vida fue éxito y dinero. Andrea Rincón reveló a la revista Gente cómo fue su infancia llena de carencias desde que su madre la abandonó: "Viví en la calle y revolví tachos para comer; por eso valoro mucho lo que tengo. Yo pasé hambre y me bañaba en una estación de servicio para ir a la escuela".

"Cuando nos quedamos solos con mi viejo, empezamos a tener una relación malísima con él. Los dos somos muy orgullosos. Un día nos peleamos y ninguno de los dos quería dar el brazo a torcer. Conclusión: me fui de casa. Hoy vivo a una cuadra de la plaza donde dormía… Nunca me pude ir del barrio, pero no por mis viejos: no puedo estar lejos de mis hermanos", contó Rincón.

"Mi papá no tuvo mejor idea que hacer correr el rumor de que yo me había querido suicidar; así que mi vieja tuvo que aparecer. Yo a los 16 años lo había intentado, pero en ese momento no estaba en los planes… Ahora que pasó el tiempo, de a poco vamos acercando las partes", manifestó.

En cuanto a sus comienzos mostrando el cuerpo, Rincón reconoció que se inspiró en Wanda Nara: "En una de las tantas peleas que tuve con mi viejo me fui a vivir a una pensión. La pasaba como el culo. No tenía guita: para comer, revolvía los tachos de McDonald's. Un día la veo a Wanda Nara en la tele, que llega a una fábrica a hacer un strip tease para los empleados. Los negros gritaban… Estaban como locos. Y yo pensaba: '¡Qué patética es esta mina!'. Pero cuando sale de la fábrica sube a un Mini Cooper y dice: '¡Ahora les voy a mostrar mi casa!'. Y muestra un tremendo piso. Ahí me di cuenta de que tan tonta no era. Me fui a la pensión, me puse en pelotas y me miré al espejo: 'Yo soy más linda y más inteligente que esa mina'. Pero yo tenía una bicicleta playera y vivía en una pensión, mientras que ella andaba en un Mini Cooper".

"Algunos se ponen un negocio, en cambio yo me pongo un cu… Ese va a ser mi kiosquito. ¡Y me voy a llenar de plata!", dijo, en su momento Rincón, quien en lugar de operarse decidió ingresar a Gran Hermano y quedó en el casting tras reconocer que se presentaba con intenciones de convertirse en vedette.

Tan bien le fue como vedette que no sólo ya es una mujer conocida en el país, sino que ya pudo cumplir su sueño de tener la casa propia…

Cargando...